Google+
Navigation Menu+

La Cueva de Nerja, un tesoro geológico

Posted on 29-01-2020 by in Blog, REPORTAJES

Uno de los descubrimientos personales que me ha ofrecido esta edición de Fitur 2020 es la Cueva de Nerja, situada en la pedanía de Maro. La provincia de Málaga es un referente en la elección turística, tanto por la belleza de sus playas como por su amplia y mediterránea gastronomía, todo ello alumbrado por un sol cálido y radiante, típico de una zona que le honra con su nombre, la Costa del Sol.

Pero de vez en cuando conviene mirar hacia adentro, hacia los orígenes. Perderlos puede significar también la pérdida de identidad y, en ese sentido, la iniciativa de la Fundación Cueva de Nerja es encomiable, pues plantea una mirada interior, hacia una gruta que, precisamente por escondida, oculta en su interior una historia y una belleza que deben ser desveladas.

La Cueva de Nerja fue descubierta en 1959 por cinco muchachos que acudían a una pequeña gruta conocida como «Las Minas del Cementerio» para pasar sus horas de asueto. Uno de esos días de enero, no obstante, su avidez les llevó a descubrir en ella un estrecho túnel que se abría en una de las paredes de la gruta, alcanzando así una gran sala hasta entonces desconocida y que hoy recibe el nombre de la Sala de la Cascada o del Ballet.

Aunque en un principio pocos creyeron el hallazgo de los chicos, estos consiguieron convencer a dos de sus maestros para que les acompañaran a la cueva cuatro días más tarde para dar fe de lo que habían visto. Y así empezó la historia de la Cueva de Nerja…

Acondicionamiento de la cueva

En los meses posteriores se realizó otra expedición de la que formaba parte un joven fotógrafo, José Padial, quien publicó sus fotos en el diario SUR, despertando el interés de autoridades y científicos. La Delegación de Excavaciones Arqueológicas de Málaga se encargó de tutelar las actividades y se determinó la importancia de poder abrir al público este descubrimiento. Para ello se formó inicialmente un patronato, que derivaría en la actual Fundación Cueva de Nerja.

A finales de aquel año, los trabajos arrojaron nuevas galerías en la cueva (Galerías Altas y Galerías Nuevas). Los diferentes desniveles existentes dentro de la cueva se solventaron mediante la construcción de diversas escaleras. Una vez finalizado el acondicionamiento se celebró su inauguración pública, el 12 de junio de 1960, con la actuación del Ballet Le Tour de Paris en la Sala de la Cascada.

El hecho histórico del descubrimiento de la Cueva de Nerja cambió para siempre la vida en la comarca. Nerja dejó de ser un pueblo dedicado a la agricultura y a la pesca y fue convirtiéndose progresivamente en una villa turística.

Descripción de la cueva

La cueva tiene unos 750 metros de longitud y su desarrollo es horizontal. Sus salas y galerías, de grandes dimensiones, ocupan un volumen de unos 300.000 m3 y una superficie de 35.000 m2. Se diferencian dos sectores: las Galerías Turísticas (106.285 m3 de volumen y 9.371 m2 de superficie) y otro sector no habilitado y no visitable, que conforman las denominadas Galerías Altas y Galerías Nuevas.

Las Galerías Turísticas comprenden las salas visitables de Vestíbulo, Belén, Cascada o Ballet, Fantasmas y Cataclismo, además de otros espacios no abiertos al público: como son las salas de Oficina o del Oso, Torca y Mina. El recorrido turístico tiene una longitud total de 607 metros, con un total de 438 escalones, 220 ascendentes y 218 descendentes.

Las salas de Columnas de Hércules e Inmensidad forman las Galerías Altas, así llamadas por el imponente escarpe que hay que salvar para llegar a la única conexión practicable entre ellas y el sector turístico. Las Galerías Nuevas comprenden la Sala de Lanza, la espectacular Galería de los Niveles y la Sala de la Montaña. Esta última conecta con una pequeña cavidad cercana, conocida como Cueva Pintada. Aunque la conexión no permite el acceso público, juega un papel fundamental en la ventilación natural y conservación de la cueva.

Cómo se formó

La formación de la Cueva de Nerja se debe a un proceso geológico denominado karstificación: el agua de lluvia disuelve dióxido de carbono (CO2) del suelo y de la atmósfera, y se convierte así en un agua «ácida, agresiva», que va disolviendo las rocas a medida que se infiltra por sus grietas y fracturas. Se calcula que la infiltración y la circulación del agua de lluvia a través de las grietas y fracturas de los mármoles de sierra Almijara comenzó hace más de cinco millones de años.

Las formaciones que decoran las cavidades, denominadas genéricamente espeleotemas, guardan una estrecha relación con el agua. Tras su recorrido por el interior del macizo rocoso, el agua llega a la cavidad. Es entonces cuando se desgasifica -pierde su contenido en dióxido de carbono porque éste escapa hacia la atmósfera de la cueva- y se produce la precipitación de los minerales que lleva disueltos.

La Cueva de Nerja puede considerarse como un auténtico museo de espeleotemas. Podemos encontrar: estalactitas, macarrones o pajitas de soda, estalagmitas, columnas, gours, escudos o paleta del pintor, banderas, perlas de la caverna, uñas y un largo etcétera que os invitamos a visitar, ya que es uno de los Lugares de Interés Geológico de relevancia internacional.

La enorme riqueza patrimonial de la Cueva de Nerja hizo que, un año después de su apertura al turismo, fuera declarada Monumento Histórico Artístico, según Decreto nº 988, de 25 de mayo de 1961. Posteriormente, fue declarada Bien de Interés Cultural, en virtud de la Ley 16/1985 del Patrimonio.

Legado de arte rupestre y fauna

El arte rupestre es un patrimonio muy sensible al deterioro. Factores como el agua, el aire y los microorganismos son determinantes en lo que se denomina alteración natural del arte rupestre, ya que pueden inducir procesos de disolución, eflorescencias, descamaciones, etc. También las visitas, por lo que desde el año 2000 se viene desarrollando un proyecto de conservación integral, autorizado por la Consejería de Cultura y contemplado en el Plan Director de Conservación.

En la actualidad, han sido identificadas casi una treintena de especies, entre las que se encuentran cuatro especies troglobias: el ortóptero Petaloptila malacitana (Barranco, 2010), el dipluro Plusiocampa baetica (Sendra, 2004), el pseudoescorpión Chthonius nerjaensis (Carabajal Marquez, Garcia Carrillo & Rodriguez Fernandez, 2001) y el carábido Platiderus spelaeus (Cobos, 1961), siendo las tres últimas especies, además, endémicas de la Cueva de Nerja. 

Festival de Música y Danza de la Cueva de Nerja

Como os comentaba al principio, el 12 de junio de 1960 se abrió al público la Cueva de Nerja. El acto elegido para la inauguración fue un Festival de Música y Danza, en el que actuó el ballet Le Tour de Paris acompañado por la Orquesta Sinfónica de Málaga. Desde entonces, se sigue celebrando anualmente en conmemoración del descubrimiento de la cavidad. 

Artistas  como Antonio el Bailarín (1963), Rostropovich (1991), Joaquín Cortés (1993), Alfredo Kraus (1996), Montserrat Caballé (1999), José Carreras (2001), Paco de Lucía (2004), Bebo Valdés (2005), Ainhoa Arteta (2008), Noa (2011) o Pasión Vega (2012) han integrado el cartel.

Y esta sólo es una pequeña muestra de toda la belleza geológica que podéis encontrar en la Cueva de Nerja. A continuación, podéis ver un video de la Fundación Cueva de Nerja que espero os despierte, aún más, la curiosidad que tuvieron aquellos cinco jóvenes a finales de los años 50 y que abrieron el camino a una experiencia para los sentidos que no os dejará indiferentes.

· Más información y entradas: Cueva de Nerja

· Fuente: Fundación Cueva de Nerja · Fotos y video: FCN

 

 Busca Vuelo

 

 

Busca Hotel

 

 

 

Busca Actividades

 

gif_300x250-2

 

heart

Muchas gracias por vuestra visita y no olvidéis seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, pues cada día recopilamos para vosotros las mejores noticias y ofertas para viajar.

logotipo-oficial-twitter-2015      ejemplos-de-iconos-facebook       d25ev3ss81buo9pb9lky