Google+
Navigation Menu+

Territorio Urbex

Posted on 19-10-2019 by in Blog, REPORTAJES

Donde muchos sólo ven una fábrica olvidada, un hospital en ruinas o un parque temático en bancarrota, otros aprecian una oportunidad para tomar una buena foto.

Como si fuese un museo. Indagar las ciudades y las zonas rurales en busca de espacios en desuso consumidos por el tiempo no es una locura, es una forma de conocer los secretos que guardan las ciudades. Una tendencia que está muy de moda en las redes sociales.

Quienes emprenden estos periplos se llaman “urbex”, acrónimo de exploradores urbanos, y “rurex” cuando la afición apunta a las zonas rurales.

Su objetivo es llegar hasta lugares abandonados, esos que, a priori, cualquier turista rechazaría visitar, y vivir la emoción que produce estar en un sitio donde, alguna vez, ocurrió quién sabe qué cosas.

Para los interesados las edificaciones “fantasma”, aquí tenéis una ruta por agunos de los lugares abandonados más representativos.

Madrid: decadencia pura


Un pueblo de apenas 3 calles, un convento y una iglesia: El Alamín
Foto / Video: https://www.youtube.com/watch?v=Sn8xi9BxBkY

Había una vez un edificio en plena Sierra de Guadarrama que sirvió para tratar a los militares con problemas respiratorios y otras dolencias. Hoy está sumido en el olvido y por eso es una de las joyas más preciadas de los “urbex” en Madrid.

El Sanatorio militar de Los Molinos se encuentra en un enclave de más de 60 hectáreas donde, además del enorme edificio de 6 plantas, hay otras edificaciones como casas militares.

Todo un tesoro arquitectónico. Para los más aventureros está El Alamín, un pueblo de apenas 3 calles, pero con 40 casas medio derruidas, un convento y una iglesia que le convierten en un pequeño paraíso para los amantes de la decadencia.

En la capital, otros lugares que están tomando mucho interés son el Museo La Neomudéjar o La Tabacalera, así como bares y tabernas olvidadas que aún guardan sus carteles y letreros históricos. El Bar Madrid, Bar Maracaná, Bar La Muralla, Bodegas Lo Máximo, Bodegas Rosell son algunos ejemplos.

Pero para disfrutar del “olor a viejo” no hay nada más que pasear por algunas calles de El Rastro cualquier domingo madrileño.

Barcelona: turismo olvidado

Aquàtic Paradís, en Sitges, un parque temático olvidado
Foto: https://www.cinconoticias.com

Como uno de los destinos favoritos, la Ciudad Condal ha visto crecer y caer muchos enclaves que, una vez, reunieron a miles de visitantes y que hoy, irónicamente, atraen a muchas personas, pero no por sus servicios sino por su condición de abandono.

Por ejemplo, pocos lugares dan la oportunidad de visitar una torre con más de mil años que está completamente abandonada. Se trata de Torre Salvana en Santa Coloma de Cervelló, un lugar en el que las noches tienen un tinte de lo más aterrador.

Aquàtic Paradís (Sitges) es, literalmente, uno de esos parques temáticos del olvido. En los noventa abrió sus puertas con apenas un par de veranos de experiencia.

En la actualidad los toboganes (y sus escombros) sirven de pista de skate para muchos arriesgados del deporte y para quienes aman perderse en este tipo de espacios.

Otro caso parecido es el Casino de la Arrabassada, un antiguo hotel que, a principios del siglo XX, era uno de los edificios más emblemáticos.

Dice la leyenda que entre sus muros había una habitación para que los que se arruinaban en sus salas pudieran suicidarse y también, esto es historia, que fue lugar de fusilamiento a principios del siglo XX.

Hoy es todo lo opuesto y se ha convertido en todo un monumento de ruinas que ningún “urbex” quiere dejar de ver.

Tenerife: Abades, refugio de leprosos

Tenerife es lugar de misterio. Sin ninguna duda, y si no lo crees pregunta a alguien que haya pasado por Abades, un lugar construido solamente para tratar a leprosos que pronto fue abandonado pasando a engrosar las listas de lugares negros de la isla.

Otro espacio muy curioso es el búnker de la Quinta. Completamente abandonado hoy, se trató de parte de las defensas dispuestas por si la Segunda Guerra Mundial llegaba a las costas tinerfeñas.

También tienes el búnker de El Pulpito, así que puedes mezclar el misterio con la historia bélica del país en ellos.

Galicia: el bosque encantado


La Finca do Rendoal, antes conocida por ser el “bosque encantado”
Foto: https://www.galiciamaxica.eu

Si de algo pude presumir Galicia es de los secretos que esconde su impresionante naturaleza que ha inspirado proyectos como el Parque do Pasatempo, en A Coruña.

Enormes jardines decorados para llevar a los visitantes a un viaje por varios destinos: estanques, cuevas, caminos, estatuas… Todo eso hoy vive sólo en el recuerdo, aunque su estructura en ruina es la sensación de los exploradores por esa mezcla entre lo tétrico y los naturalmente vivo.

Algo parecido ocurre con la famosa Finca do Rendoal, antes conocida por ser el “bosque encantado” de una familia noble que pasada sus días en un pequeño castillo en medio de molinos. Ahora, su decadencia es un gancho para los amantes de lo olvidado.

Salgueiro es otro de los lugares recónditos borrado de la memoria. Este municipio de Muiños está en medio del Parque Natural Baixa Limia-Xures. Sus casas de piedra caliza en medio de árboles le dan un encanto bastante extraño.

Un dato importante: para poder visitar este pueblo se requiere de un permiso oficial porque está en zona protegida.

Otro buen lugar es Vichocuntín en Pontevedra. Sus casas de piedra comidas por el musgo y una naturaleza que ha ganado terreno al pueblo crean un entorno sacado de un cuento, aunque no de uno de hadas precisamente.

El sanatorio de Cesuras debería ser otra parada en tu viaje. El inmenso hospital de estilo modernista quedó abandonado por falta de fondos y hoy presenta una imagen muy singular.

Para terminar, pasa por A Casa da Peste del siglo XVIII donde se decía que se encerraba a los vecinos que padecían esta enfermedad mortal.

Valencia: pueblos abandonados


Santa Eulalia es una microciudad para viajar al pasado
Foto: https://www.cinconoticias.com

Uno de los lugares más variopintos para hacer turismo de ruinas es, sin duda, Valencia.

Su legado cultural, religioso e, incluso, económico le convierten en uno de los sitios más concurridos por los “urbex”, especialmente, porque existen pueblos enteros completamente abandonados. Hay quienes aún se acercan a la capital atraídos por la que se conoció como “Ruta del Bakalao”.

Un caso es Domeño Viejo, abandonado hace 40 años por riesgo a inundaciones. Aunque apenas queda un castillo musulmán y un salto de agua, los curiosos lo visitan atraídos por el camposanto donde, según dicen, ocurren hechos paranormales.

La colonia de Santa Eulalia es una microciudad que recorrerla es como viajar por uno de esos pueblos abandonados de las pelis de zombis. Encontraremos casas, fábricas, teatros y hasta un palacio, todo en ruinas y con algunos de sus muebles dentro y hasta carteles publicitarios en la puerta.

Aunque sólo esté abandonado desde 1999, la masía de las Vaquerizas vivió en su terreno un triple crimen que hoy ha convertido a este lugar en un sitio maldito para muchos.

El psiquiátrico infantil La Humanitat de Cheste es otro espacio para sobrecogerse. Objetos de niños de hace décadas, pintadas en su paredes advirtiendo del peligro de los muertos y otros muchos más ingredientes escalofriantes pueden hacer que la parada aquí te merezca la pena si te gusta el misterio más intenso.

Castelló: las muñecas de porcelana


Fábrica de muñecas de porcelana abandonadas en Segorbe
Foto: imgur.com/gallery/QYrZVDL

Se cuenta que el edificio sigue escondiendo los cuerpos de monjas fusiladas en la Guerra Civil, pero lo que verdaderamente puede verse son los moldes de cientos de muñecas que hoy miran como pretendiendo avisar al visitante de que este no es sitio para todos.

Cajas y cajas apiladas, partes del cuerpo de las muñecas que se hacían y un ambiente desolado crean una atmósfera llena de misterio.

Alicante: historias de fantasmas


El preventorio de Busot nació como lugar de descanso para clientes pudientes

Alicante es otro de los lugares que pueden dejarte sin aliento a poco que te adentres en sus espacios más misteriosos. Te recomendamos empezar tu ruta por la finca Palmeretes de San Juan, un edificio abandonado que ha hecho surgir cientos de historias de fantasmas que los alicantinos conocen muy bien.

La torre de la Calahorra, que se encuentra en Elche, es otro lugar para pasar un poco de miedo. Su larga historia y las grabaciones de psicofonías entre sus muros deberían llevarte sin perder tiempo hasta ella.

Otros lugares de la zona son el sanatorio de Torremanzanas o el preventorio de Aigües de Busot.

Zaragoza: Escó, ciudad bajo las aguas


Restos de su iglesia románica o las fachadas de las que eran animadas casas

En 1959, el desarrollo hidrográfico del país, hizo que muchos pueblos quedaran olvidados bajo las aguas.

Uno de ellos es Escó, una localidad que todavía emerge de tanto en tanto de las aguas como si de un pueblo submarino se tratase.

Debido a la sequía puede visitarse en muchos momentos para contemplar los restos de su iglesia románica o las fachadas de las que eran animadas casas no hace tantas décadas.

Hoy es lugar de culto para los amantes de lo paranormal, y es que se dice que aquí se producen fenómenos de lo más extraños.

Almería: el Cortijo del Fraile


El Cortijo del Fraile sirvió de inspiración a Lorca para ‘Bodas de Sangre’

En pleno Cabo de Gata, en Almería, hay un lugar que en 1928 vivió un espantoso crimen que sobrecogió a la sociedad del momento y que sirvió de inspiración a Lorca para escribir «Bodas de sangre«.

Se trata del Cortijo del Fraile levantado por dominicos en el siglo XVIII y que tiene una historia sangrienta.

Hoy se encuentra completamente abandonado, aunque es fácil acercarse desde Rodalquilar para descubrir su antigua fachada y algunos rastros de una época ya olvidada.

Murcia: preventorio de Sierra Espuña


El preventorio de Sierra Espuña fue un sanatorio para tuberculosos
Foto: http://www.totananoticias.com

Es imposible no comenzar la ruta del misterio en Murcia por el preventorio de Sierra Espuña.

Se trata de un sanatorio para tuberculosos cerrado desde hace décadas. Recientemente se intentó convertir en parte en un albergue juvenil, pero a pocos les atraía la idea de dormir cerca de un edificio que parece estar habitado por entidades nada comunes.

De ahí puedes pasar al orfanato de El Valle que recogió a muchos niños que habían sufrido los estragos de la Guerra Civil y que se abandonó en 1975. Se encuentra en la carretera de acceso a Valle Perdido, por lo que es fácil de encontrar.

Tarragona: estragos de la guerra


Corbera d’Ebre fue arrasado por la aviación italiana durante la batalla del Ebro

La Guerra Civil pasó por muchos pueblos sin decir nada, pero a otros trajo el sonido incesante de miles de bombas rasgando los cielos y destruyendo la vida de muchas personas.

Esto es lo que sucedió en Corbera d’Ebre, un pueblo que fue arrasado por la aviación italiana durante la batalla del Ebro y que hoy se ha refundado a escasos metros de la tragedia.

Eso sí, su parte antigua, arrasada por las bombas, puede visitarse como un macabro monumento cargado de simbolismo y misterio.

Huesca: las vías muertas de Canfranc


Décadas con las vías muertas y algún que otro vagón pudriéndose

Una estación de tren no debería ser un lugar para pasar miedo. Pero si esta se abandona y pasa décadas con las vías muertas y algún que otro vagón pudriéndose por la acción del sol, la lluvia y la nieve, la cosa cambia.

Es lo que sucede en la estación de Canfranc en Huesca, un espacio situado muy cerca de las altas montañas de la zona que es hoy visitado por los amantes del misterio y por los viajeros curiosos que no pueden resistir su magnetismo.

Italia: discotecas sin danza


La discoteca Ozgur Dengiz, en la Toscana, fue cerrada en 2004
Foto: https://www.scholzdigital.de

Italia es de esos países que puede alardear de tener ruinas históricas con un valor incalculable. Pero lo que dejaron el Imperio Romano, los bizantinos o los Borgia no son los únicos restos que maravillan a los visitantes.

Edificaciones modernas se han convertido en el centro de visita de los “urbex”, como el caso de la gran cantidad de discotecas abandonadas por todo el país que, una vez, congregaron a los más fiesteros del país, de Europa y del mundo.

En Toscana, la discoteca Ozgur Dengiz, cerrada desde 2004, dejó 36.000 metros cuadrados que ahora son explorados por curiosos que quedan estupefactos con sus paredes de colores con caballeros medievales. En Turín, la discoteca Ultimo Impero muestra algunas huellas de lo que pasó antes de 1998, cuando todavía se encontraba activa.

Son cuatro plantas enormes donde antes se turnaban famosísimos DJs y donde ahora solo quedan algunos muebles y botellas de licor de la época. César Palace, en Piamonte, un club nocturno que en los años 90 vivió su máximo apogeo y que hace 12 años quedó inoperativo.

Las estatuas, que todavía permanecen en la entrada, son lo más emblemático de este local que mezclaba el estilo moderno con lo antiguo.

· Fuente texto: Rumbo

 

 Busca Vuelo

 

 

Busca Hotel

 

 

 

Busca Actividades

 

gif_300x250-2

 

heart

Muchas gracias por vuestra visita y no olvidéis seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, pues cada día recopilamos para vosotros las mejores noticias y ofertas para viajar.

logotipo-oficial-twitter-2015      ejemplos-de-iconos-facebook       d25ev3ss81buo9pb9lky