Google+
Navigation Menu+

Ideas para viajar a la costa de Yorkshire

Posted on 15-07-2019 by in Blog, REPORTAJES

¿En busca de unas vacaciones en Inglaterra diferentes, auténticas, llenas de auténtico sabor tradicional? Entonces, tienes que poner rumbo al norte de Inglaterra y viajar a la costa de Yorkshire, una tierra de belleza sin fin donde te esperan algunos de los más tradicionales pueblos de pescadores de Gran Bretaña, espectaculares playas desiertas, acantilados que rompen sobre el mar…

¡Con un montón de planes que hacer y cosas que ver en la costa de Yorkshire, descubrirás que tu viaje a Inglaterra te ha transportado en el tiempo!

 

 

El mar del Norte baña la costa de Yorkshire, uno de los tramos de litoral más espectaculares de Inglaterra, destino de vacaciones muy popular desde la época victoriana, cuando los turistas viajaban a ScarboroughWhitbyFiley o Bridlington, en el sur de la costa, y exploraban el norte, con sus pueblos tradicionales colgados sobre los acantilados o pequeños puertos por puertos.

Haz tu lo mismo y seguro que, cuando viajes a Inglaterra y te pasees por estas tierras, te sorprenderá su ambiente tradicional de lo más acogedor: en verano, en cualquiera de sus pueblos y puertos te encontrarás con tradiciones de lo más curiosas y de otro tiempo, como las carreras de burros, los espectáculos de marionetas o los puestos de algodón dulce o de fish & chips… ¡Pura esencia british!

 

 

Qué ver y hacer en la costa de Yorkshire

La belleza rotunda del mar en estado puro, con sus bucólicas escenas de pescadores tejiendo sus redes, chimeneas humeantes en casi cada momento del año y un pub acogedor donde dejar pasar el tiempo ante una pinta es lo que te vas a encontrar en Robin Hoods Bay, uno de los lugares que no te puedes perder cuando te dispongas a viajar a la costa de Yorkshire.

Este pequeño pueblo de pescadores, con el mismo nombre, se cuelga sobre el corazón de la bahía, de una belleza tan rotunda y primigenia que ha sido escenario de rodaje de un montón de series de televisión y películas, algunas tan famosas como La amenaza fantasma, la primera película de la saga de Stars Wars.

 

 

En cualquier momento del año, la inmensidad del mar arropa Robin Hoods Bay, que siempre ha sido muy popular entre los amantes de la geología: es uno de los mejores lugares de Gran Bretaña para buscar -¡y encontrar!- fósiles. Para dejar pasar las horas al fuego de la chimenea, acércate al Laurel Inn, al final de una callecita de casas tradicionales de pescadores, con sus tejados rojos, que tiene la barra excavada en la roca del acantilado. ¡Un delicioso plato de pescado recién capturado y una cerveza te harán recuperar todas las energías!

Y toma nota de otra sugerencia para que disfrutes y te enamores de la naturaleza de la costa de Yorkshire: los acantilados de Bempton y Flamborough, donde cada año se concentran más de medio millón de gaviotas, convirtiéndolos en un auténtico paraíso para los amantes de la observación de aves y, desde luego, en un espectáculo que no olvidarás.

 

 

Cuando viajas, ¿no concibes hacerlo sin disfrutar de la más avanzada tecnología? Pues igual les pasaba a los viajeros de finales del siglo XIX, cuando viajaban a Saltburn para conocer en primera persona la última sensación: el funicular de Saltburn-by-the-Sea, el famoso Saltburn Cliff Lift, que convirtió en lo que entonces era un pequeño pueblo de pescadores en uno de los lugares de vacaciones más populares de la Inglaterra victoriana.

¡Y todo ese sabor aún se conserva! Busca en tu bolsillo una libra -¡es baratísimo!- y prepárate para montar en uno de los funiculares más antiguos y famosos de Gran Bretaña. El trayecto, desciende desde lo alto de una loma durante unos cuarenta metros hasta la playa. Dura 55 segundos -es tan lento por su particular funcionamiento: el funicular se propulsa con un ingenioso sistema hidráulico: ¡parece de película!-, y no podrás resistir la tentación de grabarlo con tu móvil: ¡la panorámica del mar es espectacular!

Cuando llegues, no dejes de caminar por el muelle victoriano que sale de la estación y que atraviesa el ancho de la playa, el único que se ha conservado en toda la costa noreste de Inglaterra, ni de tomarte una pinta de cerveza en The Ship Inn, el pub del constructor del funicular, allá a finales del XIX.

Aquí ya te hemos contado por qué Whitby es uno de los pueblos más bellos del norte de Inglaterra, pero es que es tan bucólico que ¡no podemos dejar de hacerlo otra vez! Imagina la belleza sobrecogedora de sus acantilados y la fiereza del mar para que Bram Stoker situara aquí varias de las escenas de su novela Drácula: no te costará nada imaginarte al conde paseando entre las ruinas de la abadía de Whitby, con su estampa presidiendo el acantilado y en el que el viento y la fuerza del mar, a sus pies, la convierten en uno de los lugares mágicos de Inglaterra por excelencia.

 

 

Ah, el mar… ¿sabías que uno de los marinos más famosos de la Historia, el capitán Cook, vino al pueblo a mediados del siglo XVIII para enrolarse como aprendiz? El capitán Cook se alojaba en una preciosa casa tradicional, pintada de blanco inmaculado y con unas vistas preciosas del puerto, cuando no estaba en alta mar, y hoy alberga un pequeño museo dedicado a su memoria que conserva muchos de sus objetos personales, el Captain Cook Memorial Museum Whitby.

Y toma nota de la mejor manera -o, al menos, la más bonita- de llegar a Whitby: a bordo de uno de los trenes escénicos más espectaculares de Gran Bretaña, el North Yorkshire Moors Railway. El coqueto tren de vapor sale del pequeño pueblo de un tren de vapor que parte de la pequeña villa de Pickering y atraviesa el Parque Nacional The North York Moors hasta llegar a Withby. También puedes hacer paradas intermedias y volver a subirte, así que, ¡ya sabes!

 

 

Y, siguiendo con los mitos, no dejes de visitar en Scarborough la tumba de Anne Bronte, todo un lugar de peregrinación para los amantes de la obra de dos de las mejores autoras de nuestra literatura. Está en el cementerio de St Mary, detrás del Castillo de Scarborough, unos de los más espectaculares castillos de Inglaterra, con una ubicación privilegiada sobre el pueblo y que te regala unas vistas impresionantes de la costa de Yorkshire.

Además, en el interior del recinto podrás visitar una exposición o tomar algo en la antigua Master Gunner’s House, hoy acondicionada como cafetería.

 

Ideas para comer en la costa de Yorkshire

Ya que has recorrido algunos de los parajes imprescindibles que ver en la costa de Yorkshire, toca recuperar fuerzas, así que regálate cualquiera de estos caprichos para foodies entre los que vas a poder degustar gastronomía tradicional, cocina contemporánea o algunos de los mejores fish & chips de Inglaterra.

En Whitby te espera el famoso The Magpie Café, con sus vistas del puerto y, sobre todo, sus sabrosas especialidades: mejillones, arenques ahumados, o la tradicional sopa de mariscos de Whitby. ¡Para chuparse los dedos!

 

 

En el Audrey’s Fish & Chips de Bridlington hacen la receta del modo tradicional: bacalao rebozado y patatas fritas, pero en manteca de vaca. ¡Hay pocos lugares en que se prepare así! El fish & chips del Golden Grid de Scarborough también es fenomenal, y en su carta no te van a faltar propuestas de gastronomía sostenible, realizadas con sabrosísimos ingredientes de productores locales.

Muy cerca está uno de los locales más curiosos de toda la Costa de Yorkshire, la heladería Harbour Bar, que se abrió a finales de la II Guerra Mundial y que conserva la decoración de entonces -un auténtico viaje en el tiempo, ¡te parecerá estar en un decorado de Grease!- y, sobre todo, las recetas del maestro heladero italiano que la fundó. ¡Buen provecho y feliz viaje por la costa de Yorkshire!

 

· Fuente: www.visitbritain.com

 

 

♦ Busca Vuelo ♦

♦ Busca Hotel ♦

♦ Busca Actividades ♦

gif_300x250-2

heart

Muchas gracias por vuestra visita y no olvidéis seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, pues cada día recopilamos para vosotros las mejores noticias y ofertas para viajar.

logotipo-oficial-twitter-2015      ejemplos-de-iconos-facebook       d25ev3ss81buo9pb9lky